Cómo gestionar la relación con tu pareja en el momento de aislamiento

Lo que al principio puede parecer una oportunidad única de compartir más tiempo también puede llegar a suponer ciertos riesgos si no se gestiona de forma eficaz.

Pautas para el cambio en la rutina de convivencia no afecte a vuestra relación de pareja.

 

  • Actualizar el reparto de tareas: nos ayudará mucho revisar aquellas labores que aparecen en esta situación y rehacer esa división de tareas para favorecer una rutina positiva y cooperativa.

 

  • Reservar momentos por separado: realizar de forma independiente los hobbies de cada uno hará que la actitud cuando estéis de nuevo juntos sea más positiva.

 

  • Trabajar la comunicación: es un momento perfecto para comentar, siempre desde la tranquilidad, vuestras sensaciones y pensamientos sobre la relación. Hablar, evitar el reproche y no buscar culpables sino soluciones os ayudará a adquirir un patrón de comunicación más adecuado y asertivo.

 

  • No aumentéis el control sobre el otro: el hecho de que ahora las actividades que realizábamos en nuestra rutina diaria (como revisar las redes sociales, hablar con amigos/as de planes futuros,,,) se lleven a cabo de una forma expuesta puede producir interés o incluso control. Es FUNDAMENTAL saber que más tiempo compartido no puede implicar más control ya que esto puede generar sentimientos de agobio y discusiones.

 

  • Compartir tiempo de calidad: es necesario separar el horario laboral, intentar que lo laboral no acapare vuestras conversaciones, y hacer de la cuarentena un tiempo para compartir momentos que el día a día no permite como hacer ejercicio, cocinar o jugar juntos.

 

  • Hacer una lista de planes: Esta situación pasará. Será entretenido dejar que vuestra imaginación vuele y escribir todo lo que queréis hacer cuando la situación mejore. Y además os dará fuerzas para afrontar la apatía que puede aparecer estos días.

 

Pero, sobre todo recordad que la tranquilidad y la paciencia serán vuestro mejor aliado para superar con éxito esta situación. Y no olvidéis que, si os sentís desbordados, el asesoramiento de un psicólogo profesional puede ser una opción positiva.

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter